Para empezar, seamos claros. Tienes que olvidarte de los planes de negocios. Así como no mandarías tu presentación por fax, ni le darías tu número de bíper a un inversionista, tampoco tienes por qué marearlo con 50 hojas de un plan de negocios, ya que simplemente no lo va a leer.

Lo que sí tienes que hacer es un Pitch Deck. Una presentación de 10-15 diapositivas que resuman tu idea de negocio.

No te compliques. Todo inversionista espera un formato amigable que le deje en claro lo que vienes a presentar. Si hay algo que vale la pena contar, es una historia; algo que le haga todo el sentido del mundo y que, incluso, lo haga identificarse contigo.

A continuación hice una lista de elementos clave para tu Pitch Deck:

– Teaser: Tu primer slide es tu primera impresión. Hazla memorable.

– Elevator Pitch: Una frase que resume todo: “Somos X, hacemos Y para gente que sufre de Z”.

– Si puedes agrega también una métrica que genere atención: “hemos vendido $X en sólo Y meses” o “no sólo es un problema de nicho, es un mercado de $X billones de dólares al año”.

– El problema: Dale contexto al problema que resuelve tu idea. Sé claro y conciso. Entre más grande sea el problema que presentes, más grande se verá la solución.

– La solución: Di cómo resuelves el problema y cómo eres diferente o mejor a las alternativas presentes del mercado.

– Demo: Es el momento que todos esperan. Es cuando verán por primera vez su posible futuro negocio en acción. Lo mínimo que esperan es ver una captura de pantalla, una foto o algo que demuestre que tu solución existe y funciona.

  • El mercado: El tamaño importa, y mucho. Y entre más grande, mejor. Calcula y muestra cuánto se gasta en la búsqueda de soluciones para ese problema en una región específica.

– Modelo de Negocios: Cuéntalo simple. Describe cuáles son los canales de ingresos de tu negocio. Aunque estés seguro de que tu idea es una mina de oro, debes ser conciso y describir de 1 a 3 maneras de ingresar dinero, de corto a largo plazo.

– Tu ventaja competitiva: Simple, nombra qué te hace diferente a tus competidores; una patente, experiencia en el mercado o propiedad intelectual diferencial.

– Competencia: Di quién es tu competencia directa y muestra cómo eres mejor.

– Plan de Marketing: Sé claro en cómo conseguirás a tus clientes. Enfócate en las plataformas que utilizarás para llegar a esos clientes. ¿Sabes cuánto te cuesta tener un nuevo cliente (Costumer Acquisition Cost)? ¿Sabes cuál es el valor del ciclo de vida completo de uno de tus clientes (LifeTime Value)? Dará tranquilidad que entiendes que cuáles son los mejores canales de venta, ya sea por su volumen y eficiencia.

– Equipo: Es una parte fundamental. Deja en claro por qué son el equipo correcto para triunfar en el mercado. No olvides incluir cualquier dato de experiencia o pasado que sea muestra inequívoca de lo que les hace el mejor equipo.

– $$: Hablemos de números. Menciona qué hicieron hasta ahora, cuándo vendieron, a cuántos clientes, a dónde quieren llegar y qué sigue.

Después de la presentación, los inversionistas pueden pedir más datos además de este deck, y es normal. Lo importante de este primer paso es sembrar curiosidad. Es un error creer que la curiosidad se genera cuando muestras poco o menos de lo que aquí les recomiendo. Estar parado frente a sus inversionistas es una oportunidad de oro y es importante que todo quede claro y sobre la mesa.

¡Mucho éxito!

PD: Les recomiendo ver algunos ejemplos AQUÍ

Publicado en TheVenture by Chivas BLOG Agosto, 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *